Inicio / Sin categoría / No debió existir una consulta ciudadana

No debió existir una consulta ciudadana

 

 

 

 

Por Ernesto Rodríguez Galindo

A casi un año de que se instaló la ciclovía que corre por el boulevard Marcelino García Barragán, y como en muchas otras que han sido instaladas en la ciudad, los habitantes aledaños al paso de la ciclovía se opusieron para que fuera instaladas. A diferencia de las otras, estos lograron que el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), realizara una consulta ciudadana para que se pusiera a consideración la permanencia de la ciclovía.

Con pocos argumentos como de que en las colonias por donde pasa la ciclovía la mayoría de los habitantes eran de la tercera edad, o que al quitarle un carril al automóvil el tránsito vehícular aumentaría, inclusive, que los ciclistas representaban un peligro para la ciudad. Sin embargo, lo que estas personas ignoran es que todos tenemos derecho a movernos por la ciudad de forma libre, siempre y cuando respetemos a los demás, ya sea caminando, en bicicleta, silla de ruedas, motocicleta, automóvil o transporte público.

Para no hacerles el cuento largo, el día de ayer se realizó la primer consulta ciudadana sobre la permanencia de la ciclovía en el boulevard Marcelino García Barragán. Con un total de 22,142 participantes; 17,274 votos a favor y 4,868 en contra, como era de esperarse, ganó la sensatez de la mayoría de los ciudadanos que buscamos tener una mejor ciudad, reducir los índices de contaminación, pero sobre todo tener una ciudad incluyente en donde todos los habitantes podamos convivir de una forma organizada.

Me parece que el hacer una consulta ciudadana es un acto muy acertado por las autoridades. Sin embargo, poner a consideración una obra que es para el bien de los ciudadanos considero que es un desacierto. Una ciclovía beneficia tanto a los ciclistas como a los no ciclistas, pues es una parte muy importante para la movilidad sustentable, es ofrecer una opción más a los ciudadano de bajarse del auto y optar por una movilidad no motorizada.

Debemos entender que las calles no son exclusivas para los automóviles, que la ciudad está cambiando, por eso es momento de comenzar a tomar conciencia sobre la ciudad que queremos, una ciudad incluyente, sustentable, igualitaria, amigable, pero sobre todo una ciudad donde se respeten los derechos humanos.

Al final ganó la ciudad.

Ernesto Rodríguez Galindo es Licenciado en Administración Gubernamental y Políticas Públicas Locales, actualmente es Secretario de Prensa y Difusión del Colegio Estatal de Estudios Políticos y Gobierno de Jalisco A.C. Sus principales intereses se centran la movilidad, en medio ambiente y la transparencia.

EM: ernestorodriguezgalindo@gmail.com / TW: @ernestordgz

Las opiniones son de carácter estrictamente personal y no reflejan necesariamente el punto de vista del Colegio Estatal de Estudios Políticos y Gobierno de Jalisco A. C.

 

 

Comparte esta página! Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this pageShare on Tumblr

Sobre colegio

Deja una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicadoRequeridos *

*