Inicio / Sin categoría / La Feria. El juego de la gallina #PartidosDenSuDinero

La Feria. El juego de la gallina #PartidosDenSuDinero

Al reducir el financiamiento público, los grupos más empoderados en los partidos tendrán mayor control.

 

 

 

Por: Fernando Joaquín Monroy Cárdenas

El sismo devastó la ciudad y familias. Dejó fisuras estructurales en varios edificios de la Ciudad de México, Puebla, Morelos y Oaxaca, principalmente. Sin embargo, la solidaridad de los mexicanos no tuvo ni un rasguño y desde los primeros minutos de aquel evento de septiembre 19 (#19S), la ayuda no ha dejado de fluir. Me atrevo a decir que verse reflejado en el otro, en el que está en desgracia, nos impulsa ayudar. Si nos viéramos debajo de pesados escombros, anhelaríamos que hubiera alguien con la misma voluntad de ayudar.

El coraje de quienes se apersonaron en los lugares de desastre o ayudaron desde lejos: en centros de acopio e incluso los que se organizaron en redes sociales para crear, mantener y actualizar base de datos para coordinar y distribuir la ayuda, en todo ésto se fue canalizando para señalar la ineficiencia del Estado en su tarea de atender la emergencia. Las denuncias fueron hacía la falta de regulación y revisión a los desarrolladores inmobiliarios por parte de la autoridad, hasta la insensible respuesta de la clase política.

Desde el sismo del 7 de septiembre, las redes sociales se inundaron con el hastag #PartidosDenSuDinero. La indignación creció con el evento sísmico del #19S tal que causaron respuestas de algunos consejeros, incluyendo el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, precisando que donar los recursos destinados a los partidos podría resultar una formula ilegal por más  noble que sea la razón: un desvío de recursos sin más. La sociedad civil, en redes sociales, se impuso. Así, Lorenzo Córdova emitió un mensaje en el cual aseguraba que había un modo para regresar los recursos y reasignarlos. El primero en aceptar la propuesta fue el presidente de MORENA y Movimiento Ciudadano fue más radical al renunciar al 100 por ciento de su partida, el presidente del PRI se sumó a la propuesta después.

El PAN, el PRD y MC (el llamado Frente Ciudadano) propusieron reformas para eliminar el financiamiento público, después se sumaría Encuentro Social. El PRI llegaría todavía más al revivir la propuesta de eliminar a los legisladores de representación proporcional. En ese contexto, los líderes de los partidos más grandes, se apresuraron en pronunciar la donación del financiamiento público por la vía jurídica que el propio Consejo General del INE analizó. Un juego de la gallina perfecto. Una batalla ganada por la sociedad civil, dirán muchos y tal vez con justa razón después de la actitud de los políticos.

Sin embargo, la reducción o eliminación del financiamiento público es más un error que afectará a la democracia representativa. Aunque esta todavía una idea, pero es una aspiración. En lugar de buscar los mecanismos más eficientes para investigar y sancionar las malas prácticas en el uso del financiamiento público y privado que los partidos ejercen, la sociedad civil prefiere darse un tiro al pie, alentando éste juego de la gallina, donde el primero que se raje para no donar es el partido más antidemocrático a los ojos de quienes procuran la caridad.

El sentido del financiamiento público es evitar que los poderes fácticos controlen una función importante del Estado, como lo es la representación política de los ciudadanos. Al reducir el financiamiento público, los grupos más empoderados en los partidos tendrán mayor control. Y por grupos empoderados no sólo están las élites políticas, sino las económicas. El mecenazgo tomará el control de los partidos y reducirá a los grupos de disidentes. Esos grupos que, aunque pequeños, hacen de balance a las élites. Es un paso a privatizar la representación política y función de los partidos. La consecuencia es directa a la propia sociedad civil: los partidos, sin dependencia de sus electores y del dinero público, se convertirán en franquicias privadas para obtener posiciones en el gobierno. Un tiro al pie y a la cabeza.

Fernando Joaquín Monroy Cárdenas (1984) es politólogo egresado de la Universidad de Guadalajara. Se especializa en temas de transparencia, elecciones, seguridad nacional y estadística. “La Feria” pretende ser un espacio de opinión informada sobre el mundo de la vida con algún sustento teórico.

Tw: @joakhin4

Las opiniones son de carácter estrictamente personal y no reflejan necesariamente el punto de vista del Colegio Estatal de Estudios Políticos y Gobierno de Jalisco A. C.

Comparte esta página! Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this pageShare on Tumblr

Sobre colegio

Deja una Respuesta

Tu correo electronico no sera publicadoRequeridos *

*